EN ALCALÁ DE HENARES

Libertad para el exnovio de la mujer que se quitó la vida tras la difusión de un vídeo sexual

El hombre se personó en el cuartel de la Guardia Civil en Mejorada del Campo, en Madrid, localidad en la que reside.

Publicidad

El hombre del que se sospechaba de difundir las imágenes del vídeo sexual por el que una mujer empleada de Iveco que posteriormente se suicidó ha quedado en libertad tras acudir voluntariamente a declarar.

Ha prestado declaración en la Jefatura Superior de Policía de Madrid, tras personarse en el cuartel de la Guardia Civil en Mejorada del Campo, en Madrid, localidad en la que reside.

El vídeo comenzó a circular entre los compañeros de la empresa Iveco, aunque el calvario de la mujer comenzó hace cinco años, y se cree que llegó a los 2.000 empleados de la compañía donde trabajaba. Pero el detonante fue el momento en el que la grabación llegó al marido de la víctima: entonces ella sufrió una crisis de ansiedad y acabó quitándose la vida.

Estos hechos pueden ser castigados con entre tres meses y un año de cárcel la difusión de imágenes privadas sin autorización, según el Código Penal.

También te puede interesar...

Una compañera relata el infierno de la trabajadora de Iveco que se quitó la vida: "No sé si fue una venganza, una gracia o por hacer daño"

La Fiscalía investiga el caso de la mujer que se quitó la vida tras difundirse varios vídeos sexuales

El hombre del que se sospechaba de difundir las imágenes del vídeo sexual por el que una mujer empleada de Iveco que posteriormente se suicidó ha quedado en libertad tras acudir voluntariamente a declarar.

Ha prestado declaración en la Jefatura Superior de Policía de Madrid, tras personarse en el cuartel de la Guardia Civil en Mejorada del Campo, en Madrid, localidad en la que reside.

El vídeo comenzó a circular entre los compañeros de la empresa Iveco, aunque el calvario de la mujer comenzó hace cinco años, y se cree que llegó a los 2.000 empleados de la compañía donde trabajaba. Pero el detonante fue el momento en el que la grabación llegó al marido de la víctima: entonces ella sufrió una crisis de ansiedad y acabó quitándose la vida.

Estos hechos pueden ser castigados con entre tres meses y un año de cárcel la difusión de imágenes privadas sin autorización, según el Código Penal.

También te puede interesar...

Una compañera relata el infierno de la trabajadora de Iveco que se quitó la vida: "No sé si fue una venganza, una gracia o por hacer daño"

La Fiscalía investiga el caso de la mujer que se quitó la vida tras difundirse varios vídeos sexuales

Publicidad