Publicidad

Tortuga

Encuentran una tortuga mordedora potencialmente peligrosa en Huelva

Agentes de Medio Ambiente (AMA) investigan el hallazgo de una tortuga mordedora potencialmente peligrosa en El Potril, en Huelva. Se trata de una especie peligrosa para el ser humano.

En resumen
  • Pesa más de dos kilogramos y mide más de medio metro de longitud

Agentes de Medio Ambiente (AMA) de la Junta de Andalucía, en Huelva, investigan el hallazgo de un ejemplar vivo de tortuga mordedora. Se le conoce como Chelydra serpentina y es una especie exótica originaria de América.

La tortuga fue encontrada en El Portil, en la costa de Huelva. Se trata de un ejemplar de medio metro de longitud y es una especie peligrosa para el ser humano. La presencia de esta tortuga en zonas no habituales puede suponer una amenaza para la biodiversidad.

En la investigación, AMA indica que la tortuga podría haberse escapado o que podría haber sido liberada por quienes la tuvieran. La tenencia de este tipo de tortugas está prohibida.

La tortuga se encuentra en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA-CEGMA) 'Marismas de Odiel'. De allí se trasladará a un zoológico. Los agentes han comprobado que no tiene microchip y tampoco ninguna identificación.

Animal potencialmente peligroso

En el Decreto 42/2008 se recoge a dicha especie como un animal potencialmente peligroso. Dicho decreto regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos en Andalucía.

En este caso, prohibe la tenencia de todas las especies de reptiles venenosos, incluyendo los cocodrilos o los caimanes. También prohibe la tenencia de todas aquellas especies que de adulto pesen más de dos kilogramos. Esta última normativa es el caso de la tortuga mordedora.

La tortuga Chelydra serpentina es conocida por sus potentes mandíbulas. Las utiliza para cazar al acecho a otros animales como peces, aves, anfibios, mamíferos y otros reptiles.

Publicidad