Publicidad

Desaparición

La silla de bebé que se encontró flotando en el mar en Tenerife es de una de las niñas desaparecidas

El dispositivo que trabaja en la búsqueda ha localizado una silla de retención infantil flotando en el mar que pertenece a la niña pequeña desaparecida. La Guardia Civil investiga el caso como una desaparición de riesgo ya que en el momento en el que se le pierde la pista envió un mensaje amenazante a su expareja.

Continúa la búsqueda de un hombre,Tomás Antonio G., y sus dos hijas entre 1 y 3 años en Tenerife. La Guardia Civil investiga el caso como una desaparición de riesgo, la última pista del padre se pierde el martes por la noche en el puerto deportivo Marina de Tenerife. Las cámaras de seguridad lo graban llegando en su coche alrededor de las 21:30 horas. Los medios movilizados en el dispositivo de búsqueda han encontrado un silla infantil de retención en vehículos flotando en el mar. La familia ha confirmado que esta silla de bebé es de la niña pequeña.

En la reconstrucción de los hechos, testigos de su llegada al puerto deportivo relatan que bajó del coche con algunos bolsos de distinto tamaño y ropa. En las imágenes se le ve solo, sin sus dos hijas Olivia y Anna de 1 y 6 años.

Sus movimientos desde que llegó al puerto están registrados. Sale a navegar sobre las 22:00 horas y regresa a puerto hora y media después porque se queda sin batería, por eso compra en una gasolinera cercana un cargador. Zarpa definitivamente a medianoche y manda un mensaje amenazante a su exmujer en el que le dice: "no volverás a ver a las niñas". Es entonces cuando la madre denuncia la desaparición.

Las fuentes han indicado que el padre se las llevó a las 17.00 horas del martes 27 y tendría que haberlas devuelto ese mismo día a las nueve de la noche. Salvamento Marítimo ha hecho un llamamiento a todas las embarcaciones que se encuentren en tránsito por la zona donde fue hallado, vacío y a la deriva, el barco propiedad del padre, Tomás Antonio G., para que estén atentos por si pudieran avistar algún indicio que pudiera facilitar las labores de búsqueda.

La desaparición se investiga como un potencial secuestro parental, sin descartar ninguna otra hipótesis. La Guardia Civil hace especial hincapié en solicitar la colaboración ciudadana par poder localizar cuanto antes a las pequeñas. Publicamos a continuación la imagen tanto de Tomás Antonio G. como de las pequeñas Olivia y Anna por si cualquier persona tiene información al respecto se pueda poner en contacto con las autoridades.

Las pequeñas Olivia y Anna desaparecidas en Tenerife | Antena 3 Noticias

En el anuncio del padre de las pequeñas se describe a Tomás como un varón de 37 años y 1.85 metros de altura y se indica que la última vez que se le vio vestía camiseta y bermudas oscuras.

Tomás Antonio Gimeno | Antena 3 Noticias

Su expareja avisó con anterioridad de amenazas

El pasado mes de diciembre la expareja de Tomás Antonio G. se quejó ante la Guardia Civil de que la había amenazado verbalmente, sin embargo no quiso interponer una denuncia. Los agentes realizaron un seguimiento de oficio y, en marzo, volvieron a preguntarle. La mujer dijo entonces que el episodio de las amenazas de diciembre no se había repetido.

Los medios aéreos y marítimos desplegados peinan la zona por la que sospechan pudo haber transitado la embarcación de Tomás Antonio G.C.. En el dispositivo de búsqueda participan servicios aéreos y marítimos de la Guardia Civil, así como efectivos de Salvamento Marítimo y un helicóptero del 112 del Gobierno de Canarias.

Registran la vivienda y una finca del padre

La Guardia Civil va a registrar la vivienda y una finca de Tomás Antonio G.C, el padre de las niñas. Los registros tendrán lugar en el municipio de Candelaria y se realizarán en paralelo a la revisión exhaustiva que se está llevando a cabo de la embarcación en la que se han hallado restos de sangre. En esa embarcación fue visto por última vez antes de desaparecer sin que estuviera acompañado por sus hijas.

Continúan las labores por tierra, mar y aire. El juzgado que instruye la causa ha emitido un requerimiento a varias entidades financieras para comprobar si el padre realizó alguna retirada de efectivo antes de desaparecer.

A esta investigación se sumarán agentes de la unidad central operativa (UCO) de la Guardia Civil, que ya intervino en las desapariciones de Diana Quer, Asunta Basterra o Gabriel Cruz.

Publicidad