179

Publicidad

Temporal

Encuentran el cadáver de uno de los operarios desaparecidos y suspenden la búsqueda del otro en Asturias

La búsqueda del segundo operario desaparecido cuando trabajaba con una máquina quitanieves al producirse un alud de nieve en el puerto de San Isidro se ha suspendido por las condiciones climatológicas.

Miembros del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) y de la Guardia Civil han localizado el cadáver de uno de los dos operarios desaparecidos cuando trabajaban con una máquina quitanieves tras producirse un alud de nieve en el puerto de San Isidro, en Asturias.

El cuerpo ha sido hallado a las 23:24 horas de este sábado y el dispositivo de búsqueda ha continuado hasta las 2:39 horas de esta madrugada, pero se ha suspendido por las malas condiciones meteorológicas.

La búsqueda se ha retomado esta mañana y han participado miembros de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA), la Unidad Canina de Rescate, la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias y ha contado con un puesto de mando ubicado en la sede del Ayuntamiento de Aller. Sin embargo, se ha suspendido a primera hora de la tarde por las condiciones climatológicas.

Riesgo amarillo por nevadas

Las comarcas interiores de Asturias, así como el litoral oriental, se encuentran en aviso amarillo por nevadas a partir de los 300 metros de altitud que podrán alcanzar espesores de hasta 15 centímetros, según la Agencia Estatal de Meteorología.

La quitanieves había sido enviada a San Isidro para intentar despejar la carretera de un alud previo que se había registrado este viernes por la mañana cuando se vio sorprendido por una nueva avalancha de nieve en las proximidades de Riofrío, a cuatro kilómetros de la cima del puerto de San Isidro, de 1.520 metros de altitud.

Se trata de una zona de difícil acceso en las actuales circunstancias dado que la carretera que conduce a León a través de dicho alto se encontraba este viernes, al igual que en jornadas anteriores, cerrada al tráfico debido a las nevadas caídas en los últimos días.

Además, según ha informado el Servicio de Emergencias, la llegada de las máquinas quitanieves a la zona durante la pasada madrugada permitió salir a los dos vehículos que estaban refugiados en la zona de viseras antialudes y que no podían continuar la marcha.

Publicidad