Publicidad

Niñas Tenerife

Encuentran una botella de oxígeno y un trozo de tela en la zona donde buscan a las niñas desaparecidas en Tenerife

El sonar y el robot submarino que se están utilizando para encontrar pistas sobre la desaparición de Anna y Olivia ha encontrado en el día de hoy una botella de oxígeno y una sábana bajo el mar. Serán analizadas en las próximas horas.

Este lunes se ha encontrado una botella de oxígeno y una sábana bajo el mar, según le han confirmado a Antena 3 Noticias, en la zona donde se busca a las niñas Anna y Olivia, las niñas desaparecidas en Tenerife. Se han podido encontrar estos objetos gracias al buque oceanográfico equipado con un sonar y un robot submarino que se está utilizando para encontrar pistas bajo el mar.

Ambos objetos serán analizados, especialmente la botella de oxígeno, ya que podría pertenece al padre de las niñas, Tomás Gimeno, aficionado a la pesca submarina.

Según aseguran muchos expertos, las botellas de oxígeno que se usan en submarinismo llevan un número de identificación y cada vez que se rellenan se llevan a un lugar específico para comprobar si la presión es correcta, lo que queda registrado.

Antena 3 Noticias ha hablado con Juan Ortega Machín, Submarinista Ex jefe GEAS: "Si nos encontramos con una botella de oxígeno sabremos a quien pertenece, es fácilmente identificable".

La jornada de hoy se supone que iba a ser la última de inspección del buque Ángeles Alvariño, cedido por el Instituto Español de Oceanografía, frente al litoral de Santa Cruz de Tenerife, que es donde ha realizado un rastreo en una superficie de unas diez millas cuadradas.

Hoy se iba a suspender la búsqueda en la zona

Sin embargo, justo en el día de hoy se han encontrado estas pistas y se solicitará a la Guardia Civil que se amplíe el período de búsqueda con el buque oceanográfico a tenor del avance que podría suponer este hallazgo.

La tripulación del Ángeles Alvariño y la Guardia Civil se pusieron de acuerdo para establecer el sistema de búsqueda en esta zona ya que se basaron en el geoposicionamiento del móvil de Tomás Antonio G.C. la noche del 27 de abril, cuando se fue a la mar en dos ocasiones.

En las últimas jornadas, la Guardia Civil ha realizado una exploración con un equipo especial para hacer una simulación 3-D para determinar el tamaño y el peso aproximados de los bultos que cargó el padre en su lancha aquella noche. Tras su primer incursión al mar, la Guardia Civil le interceptó por saltarse el toque de queda. Más tarde, el padre de las niñas desaparecidas volvió a la mar y la lancha fue encontrada vacía y sin la silla de retención que pertenecía a su hija pequeña.

Publicidad