El trabajo de resinero se está recuperando como forma de empleo y también para no perder población en el medio rural. Es el caso de Talayuela, en Cuenca, donde ya hay 14 nuevos resineros que se han ido a vivir allí: algunos jóvenes y otros con sus familias.

Talayuelas es un pueblo de la serranía baja de Cuenca que no llega a los 900 habitantes, pero aquí se han venido a vivir jóvenes y familias, incluso desde las ciudades, y todo porque han encontrado allí en el monte un puesto de trabajo.

La resina que extraen de los pinos les da el dinero y su precio va en alza.

Francisco vino desde Valencia por la crisis, tuvo que cerrar su empresa de cerrajería y ahora vive de ello.

También te puede interesar...

La Pueblanueva (Toledo)

Villanueva de Alcorón (Guadalajara)

Portalrubio de Guadamejud (Cuenca)