14.583175

Publicidad

Navidad 2020

Un empresario anónimo regala 3.000 cestas de Navidad en A Coruña

Un total de 3.000 cestas de Navidad regaladas por un empresario anónimo en A Coruña. El único requisito que deben cumplir los aspirantes es llevar consigo el certificado de empadronamiento. Se trata de una acción solidaria en unas fiestas que llegan marcadas por la crisis provocada por el coronavirus.

Desde las 8 de la mañana las colas en la calle Santiago Rey Fernández-Latorre de A Coruña se citan numerosas personas ante el reclamo de conseguir una cesta de Navidad de regalo, gratis. Centenares de personas esperan para conseguir una cesta de Navidad. “Llevo aquí una hora, pero la hora mejor invertida de mi vida”, explica una mujer.

Aguardan su turno para hacerse con uno de los 3.000 lotes navideños cedidos de modo anónimo por un empresario coruñés. “No sé quién es, nadie lo sabe, pero solo quiero darle las gracias”, comenta emocionada una vecina coruñesa.

En la puerta de un antiguo restaurante clásico de A Coruña, ya cerrado, cinco voluntarios trabajando sin descanso para entregar unas tres cestas por minuto. No quieren hablar con los medios de comunicación pero sostienen que tampoco conocen al empresario anónimo que ha ejecutado tal acción solidaria. “Es un año muy difícil para todos, muchos nos quedamos sin trabajo y esto es como una bendición, una bendición caída del cielo”, se muestra agradecido otro coruñés.

Un buen surtido en la cesta de Navidad

En las cestas de regalo encontramos dulces típicos de Navidad, embutidos, conservas, vinos, etc. Todo lo necesario para celebrar estas fiestas navideñas con un poco de alegría, después de un año marcado por la pandemia de coronavirus.

Los voluntarios continuarán repartiendo estos trocitos de felicidad todos los días, de ocho a ocho, hasta que agoten las existencias. Mientras, en una cola interminable, los más necesitados de la ciudad se preguntan quién les ha querido regalar esta cesta y por qué no dice quién es. “Yo solo le querría tener delante para darle las gracias. Me salvó la Navidad”, comenta emocionada una madre de familia.

Publicidad