Bilbao

El emotivo gesto de un profesor jubilado de Bilbao que da clases a un mendigo para que encuentre trabajo

Este hombre ayuda de forma altruista a diario al joven para que pueda sacarse el título de secundaria.

Publicidad

Este llamativo gesto ocurre a diario en una calle de Bilbao. Puedes ir paseando y ver a un profesor dar clases a un mendigo a diario. Los protagonistas de esta emotiva historia son César, profesor universitario jubilado, y Evans, un joven nigeriano que no tiene trabajo ni dónde vivir.

Para intentar que esta situación cambie, profesor y alumno no fallan a su cita diaria. César le enseña matemáticas y otras asignaturas para que consiga sacarse el graduado escolar para después encontrar un empleo.

Constancia y apoyo, la motivación diaria de Evans

Evans llegó a Bilbao hace ya cinco años para buscar trabajo, algo que por desgracia no consiguió. Y César se topó por el camino un día con este joven nigeriano. El profesor le preguntaba a diario que qué quería hacer para mejorar su situación, a lo que Evans le respondió que lo que quería era "estudiar para sacarse la E.S.O".

Al saberlo, César no dudó un segundo en cómo podía ayudarle: matemáticas, lenguaje, Historia… sobre un taburete que él mismo lleva cada día y en plena calle, César resuelve las dudas del nigeriano de 34 años.

El profesor insiste en que "no basta con saber hacer problemas matemáticos, sino que tiene que saber comunicarse con los compañeros". Motivado por su profesor particular, Evans se apuntó a clases para sacarse el graduado escolar. No falta ni un día aunque las matemáticas se lo pongan difícil. "A veces me vuelvo loco", confiesa. Pero no se da por vencido porque tiene muy claro su objetivo.

En el barrio todos se han hecho eco de este emotivo gesto y aplauden la ayuda del profesor, pero también la constancia de Evans. "Paso todos los días por aquí y siempre le veo estudiando", asegura una vecina. "Me parece un chico majísimo y además es buen amigo".

Con el apoyo de los vecinos, la ayuda de César y las ganas que le echa Evans, no pierde ni un minuto porque el examen es en mayo y está en juego salir de la calle.

Publicidad