Los médicos le dan una sorpresa con su perra tras salir de la UCI

Publicidad

Sorpresa en el Hospital

La emotiva sorpresa que los médicos de un hospital dan a un paciente tras días en estado grave en la UCI

Desde el hospital decidieron darle una sorpresa inesperada después de estar diez días ingresado en la UCI tras una brutal paliza.

La frase de 'el perro es el mejor amigo del hombre' vuelve a hacerse realidad y, la historia de José Antonio Valero es de las que emocionan.

Este alicantino fue hospitalizado en la UCI del Hospital Universitario de Torrevieja del grupo Ribera, durante diez días después de que un día, dando un paseo tranquilamente junto con su perra 'Mabel', tres hombres lo abordaron por sorpresa y le propinaron una paliza.

Su condición y sus lesiones, eran de tan gravedad que en un principio, los profesionales no apostaban por su recuperación. Pero poco a poco y con el esfuerzo de los profesionales, José Antonio, ha conseguido volver a hablar y recuperar la movilidad la parte izquierda de su cuerpo. Sin embargo, debido a la pandemia del coronavirus, José Antonio no ha podido ver en todo ese tiempo ni a su familia, ni amigos ni tampoco a Mabel, su bulldog francés.

El equipo médico se dio cuenta que siempre acariciaba una escultura de escayola donde, como un día él les contó, estaba grabada la huella de su perra. "Mi niña me lleva loco. La tengo muy mal acostumbrada, pero siempre ha estado allí en los momentos difíciles".

Por ello, que desde el Hospital pensaron que una forma de acercarle el verdadero calor navideño y contribuir a su recuperación era permitirle estar con quien más necesitaba en un momento tan difícil y delicado.

Desde la planta de hospitalización indicaron que este tipo de visitas tan especiales como la de Mabel son posibles gracias al protocolo de acompañamiento de mascotas con el que cuenta Ribera en el Hospital de Torrevieja. Terapia emocional que ayuda en la recuperación de nuestros profesionales”, explican desde la planta de hospitalización

Publicidad