La Palma

La emotiva carta a los afectados por el volcán de La Palma de un niño que llegó a Canarias en patera: "Hay que luchar"

Segne, un niño nacido en Malí y que llegó en patera a Canarias cuando tenía 9 años, ha escrito una carta para apoyar a los menores afectados por el volcán Cumbre Vieja: "Nunca hay que rendirse".

La erupción del volcán de La Palma cumple 55 días y no se descarta que se forme otra fajana

Publicidad

La supervivencia termina por aportar muchísima experiencia al ser humano, que es de utilidad no solo para afrontar momentos duros en la vida, sino para aportar esa misma experiencia a otros y poder acompañarles en el camino.

Eso mismo ha demostrado Segne, un niño de 12 años cuya vida ha sido sobrevivir para, posteriormente, aportar toda su experiencia a los más necesitados. Segne llegó en patera a las Islas Canarias en 2018, cuando tan solo tenía nueve años de edad, y ahora, está tratando de aportar su granito de arena para consolar a los niños que, por culpa de la erupción del volcán de La Palma, han visto truncada su rutina.

Este pequeño superviviente nació en Mali y tuvo que marchar en busca de una vida mejor, motivo por el cual ha escrito una carta a los niños que se han visto perjudicados para poder consolarlos e instarles a pensar que todo irá a mejor.

"Hay que luchar y nunca rendirse"

Precisamente, el motivo de la lucha y el no rendirse es lo que le ha llevado a Segne a sacar la fuerza suficiente no solo para sobrevivir, sino para tratar de aportar su experiencia a quienes han sufrido las drásticas consecuencias de una erupción que dura ya casi dos meses y que no parece que vaya a terminar tan pronto como se esperaba.

A pesar de que todo apuntaba a una erupción que podría finalizar en noviembre aproximadamente, y a mediados de diciembre como muy tarde, lo cierto es que los científicos ya se temen que va a durar mucho más de lo previsto, puesto que la energía está bajando pero los indicios no apuntan a que vaya a ser un aliciente que condicione el fin de la erupción.

En su semana novena de erupción, sigue bajando la intensa actividad volcánica y la magnitud sísmica continúa estabilizada, a la espera de saber si la calidad del aire mejorará en los próximos días, puesto que se prevé que pueda caer lluvia, lo cual sería todo un punto a favor para limpiar el aire de la abundante ceniza que está dañándolo de igual manera que con el ecosistema.

Publicidad