Una mujer embarazada

Publicidad

Coronavirus

Una embarazada se niega a llevar mascarilla durante el parto en Toledo y da positivo en coronavirus horas después

Cuando los sanitarios le informaron que tenía que ponerse la mascarilla, tanto ella como su pareja les insultaron y amenazaron. Ahora, el personal que la atendió tendrá que estar en cuarentena.

La imprudencia de una mujer embarazada ha obligado a poner en cuarentena al personal sanitario que la atendió durante el parto.

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de agosto, según recoge La Voz del Tajo. Matronas del Complejo Hospitalario de Toledo han denunciado ante la Gerencia que la mujer llegó allí de parto y sin mascarilla. Cuando les dijeron que debían ponérsela, tanto ella como su pareja se negaron. Insultaron y amenazaron al personal sanitario.

Tras el alumbramiento, las pruebas PCR que practicaron a la mujer confirmaron que estaba contagiada de coronavirus. Ahora, los sanitarios que la atendieron durante el parto están en cuarentena y otro personal del Complejo Hospitalario de Toledo que tuvo contacto con ellos también se van a hacer las pruebas.

Desde el Colegio de Médicos de Toledo exigen que las "Fuerzas de Seguridad del Estado se personen y sancionen las conductas incumplidoras de las normas de Salud Pública obligatorias, que ponen en riesgo la salud de todos y en especial del personal sanitario".

Las amenazas a sanitarios se están repitiendo en las últimas semanas. Recientemente, en Mijas, Málaga, el personal de un centro de Salud también hacía público los mensajes que estaban recibiendo.

Publicidad