63.999833

Publicidad

Temporal

El temporal golpea con fuerza en once comunidades autónomas que activan la alerta por viento y precipitaciones

Las fuertes lluvias y rachas de viento obligan a 11 comunidades autónomas a imponer el nivel de alerta en sus territorios, especialmente en el sur de Valencia, donde se ha activado el nivel rojo y las precipitaciones están golpeando con más fuerza.

11 comunidades autónomas mantienen este jueves un aviso de alerta por fuertes precipitaciones, oleaje y viento con rachas de hasta 80 kilómetros hora debido a la influencia de una borrasca que se irá desplazando por el oeste de España a lo largo de la tarde.

La Comunidad Valenciana, más concretamente su localidad de Sueca, es la región que más está sufriendo este temporal, donde se ha fijado la alerta roja y se han acumulado hasta 370 litros por metro cuadrado a lo largo de la madrugada.

Durante la noche, los bomberos han tenido que rescatar hasta 16 personas debido al temporal y 1.900 alumnos se han quedado sin clase en toda la zona. Además, la Agencia Estatal de Metereología, AEMET, mantiene el riesgo extremo en el litoral sur valenciano, por lluvias que podrían acumular hasta 220 litros en 12 horas.

Otra de las comunidades más afectadas es Andalucía, que ha activado a lo largo del jueves el aviso naranja en tres de sus provincias -Cádiz, Huelva y Málaga- por precipitaciones que acumulan hasta 30 litros en una hora, llegando a los 80 o 100 litros en 12.

Por contra, las provincias andaluzas de Almería, Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla reducen su nivel de riesgo al amarillo por lluvias y mala mar, tal y como ocurre en el resto de las comunidades afectadas, a excepción de la zona noroeste de A Coruña, que también se tiñe de naranja.

Así, Extremadura, Castellón, Castilla la Mancha (Albacete), Aragón, Castilla y León (Ávila y Salamanca), Madrid, Cataluña (sur de Tarragona), Asturias y Galicia completan el mapa de las once comunidades autónomas incluidas en alerta por precipitaciones, donde la lluvia ha llegado a casas y establecimientos y algunos parques se han tenido que cerrar por las fuertes rachas de viento.