Los vecinos de Conil, Cádiz, se llevaron un susto cuando vieron en la playa barcos atrapados, llenos de piedras y a ras de suelo. Se mascaba el miedo y el pánico entre los residentes y turistas al ver que algo extraño estaba sucediendo.

Pero, enseguida, Protección Civil se encargó de disipar las dudas acerca del fenómeno, desconocido para muchos: "Hoy es el afelio en determinados recovecos morfológicos de la costa como es el puerto de Conil, no te alarmes, es un descenso brusco de la marea", exponía en Twitter.

 

El afelio se produce cuando la Tierra pasa por el punto más alejado del Sol. Normalmente, este fenómeno se produce a principios de julio. Lo contrario al afelio, es el perihelio, y tiene lugar cuando la Tierra pasa por el punto más cercano. Suele ocurrir en enero. Cuando la Tierra está más alejada del Sol, según los expertos, se desplaza con menor velocidad que si está más cerca de él.

Precisamente, esto fue lo que ocurrió el pasado fin de semana en el puerto de Conil.