Publicidad

Cataluña

El TSJC exige que se imparta en castellano el 25% de las clases en colegios catalanes

La justicia quiere que los centros escolares de Cataluña impartan ambas lenguas cooficiales en porcentajes no inferiores al 25%.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) obliga a impartir el 25% de las clases en castellano en Cataluña. La sentencia judicial invalida así los proyectos lingüísticos de las escuelas públicas Bogatell de Barcelona y Josefina Ibánez de Abrera, también en Barcelona porque no garantizan que ese porcentaje de la enseñanza se imparta en castellano.

La medida no solo es extensiva a los casos en las aulas en las que se solicita más castellano sino que será aplicable en todo el centro escolar.

El fallo se suma al dictado el pasado 16 de diciembre por el mismo órgano judicial en el que se obligaba "de forma inmediata" la enseñanza en las lenguas cooficiales -castellano y catalán- en porcentajes no inferiores al 25% en todos los centros públicos de Cataluña.

El TSJC incide en que es necesario "fijar la presencia mínima del castellano como lengua vehicular, en el curso y clase donde el hijo de los recurrentes sigue sus estudios, en un 25 % de las horas efectivamente lectivas, debiendo impartirse en dicha lengua oficial, además del área, materia o asignatura lingüística correspondiente a su aprendizaje, cuanto menos otra área, materia o asignatura no lingüística curricular de carácter troncal o análoga".

Inmersión lingüística

La Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) considera que estas dos nuevas resoluciones "obligarán a cambiar todos los proyectos lingüísticos" de los centros escolares públicos.

Según la AEB "se puede concluir que las sentencias dejan sin efecto el modelo de inmersión lingüística obligatoria en catalán por considerarlo contrario a la Constitución española" y ha confirmado que en los próximos días solicitará al Departament d'Educació "que dicte las instrucciones pertinentes para que todos los proyectos lingüísticos se adapten al modelo constitucional y reconozcan el castellano y el catalán como lenguas vehiculares de enseñanza".

Publicidad