Sentencia interesante del Tribunal Supremo: condena a unos abuelos asturianos a pagar una parte de la pensión de sus nietos. Los padres no les pueden mantener y el alto tribunal considera que lo deben hacer los abuelos por un principio de solidaridad familiar.

Tendrán que pagar 100 euros por cada niño, es la cuantía que el Tribunal Supremo considera que deben aportar unos abuelos para la manutención de sus nietos.

Esta sentencia ratifica una anterior de la Audiencia Provincial de Asturias en la que les obligaba a colaborar puesto que su hijo y padre de los niños estaba en prisión, y la madre de los pequeños sin trabajo. El auto del Alto tribunal entiende que los abuelos deben ayudar a sus nietos “por urgente necesidad y dada la situación de los menores”.

El abuelo tiene una pensión de unos 2.300 euros mensuales , una posición económica que según los jueces le permite ayudar a sus nietos.Los abuelos recurrieron hasta el Tribunal alegando que ya mantienen a dos hijas. El Supremo basándose en otras sentencias similares no les ha dado la razón.