Publicidad

La Rioja

El Seprona investiga a una mujer por tirar 3 cachorros de perro vivos a un contenedor de basura

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha podido investigar a una mujer, presunta autora de un delito de maltrato animal con resultado de muerte en La Rioja, gracias a una prueba de ADN.

En resumen

  • La mujer, de 66 años, se enfrenta a una pena de 6 a 18 meses de prisión

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha investigado a una mujer de 66 años de Santo Domingo de la Calzada, La Rioja, gracias a una prueba de ADN. La mujer es la presunta autora de un delito de maltrato animal con resultado de muerte. Ésta habría tirado a un contenedor 3 cachorros de perro vivos, de los cuales solo ha sobrevivido uno.

Investigación del caso

El 8 de octubre de 2020, la Policía Local de Santo Domingo y la Protectora de Animales Whanau informaron al Seprona en La Rioja sobre la aparición de una bolsa de basura en un contenedor con 3 cachorros de perro recién nacidos y todavía vivos.

Según ha detallado este jueves la Guardia Civil, los animales fueron trasladados a un centro veterinario en La Rioja, pero dos de ellos murieron días después.

Por su parte, tras un aviso de la Protectora de Animales Whanau, el Seprona comprobó un anuncio publicado en Facebook en el que se daba en adopción a una perra y a sus dos cachorros recién nacidos. Los cachorros tenían similitudes morfológicas y la edad de los animales recientemente hallados en el contenedor.

Pruebas ADN

Los agentes extrajeron muestras de saliva de los perros que se regalaban y del cachorro superviviente para poder confirmar la relación de hermandad. Todo ello sucedió mediante pruebas de ADN realizadas por el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil en Madrid.

Los resultados de dichas pruebas dieron positivo, por lo que se demostró que los cachorros que se regalaban y los que se encontraron en el contenedor eran de la misma camada.

Pena de 6 a 18 meses de prisión

Actualmente, las actuaciones han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial y la mujer se enfrenta a una pena de 6 a 18 meses de prisión e inhabilitación especial de 2 a 4 años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

Asimismo, también para la tenencia de animales, según señala la Guardia Civil.

Publicidad