CONDENADO A 7 AÑOS DE CÁRCEL UN CATEDRÁTICO DE LA US

El rector de la Universidad de Sevilla resalta que la denuncia al catedrático condenado por abusos partió del centro

Un día después de conocer la condena a siete años y nueve meses de cárcel a Santiago Romero, catedrático de la Universidad de Sevilla, por abusos sexuales a dos profesoras y una becaria, el centro ha querido aclarar que la universidad fue la que interpuso una denuncia y explicar por qué se paralizó el expediente disciplinario abierto internamente.

Publicidad

Además de suspender al docente de toda actividad académica y prohibirle la entrada a la facultad de educación, el rector, Miguel Ángel Castro, ha querido dejar claro que fue la propia universidad la que denunció en los juzgados el caso tras la denuncia de las víctimas: dos profesoras y una becaria víctimas de acoso sexual por parte de Santiago Romero,

Asimismo, ha querido aclarar que, mientras estuvo abierto el proceso judicial, se tuvo que paralizar el expediente disciplinario abierto internamente contra el catedrático, Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, porque la ley así lo dicta.

Seguirá cobrando el 75% de su sueldo

A su vez, el rector condena lo ocurrido y pide perdón no sólo a las víctimas, también a toda la sociedad porque "cuando uno de los nuestros comete un acto como el que la sentencia describe y declara, toda la sociedad se empobrece", aseguró el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro.

El catedrático condenado, Santiago Romero, seguirá cobrando el 75% de su sueldo mientras se culmina el expediente.

Publicidad