Esta mañana un toro se escapó de un caserío en Azpeitia. El animal ha provocado la muerte de un anciano de 68 años. Tras esto, los habitantes del pueblo han ayudado a la policía en la búsqueda del animal para evitar que provocase mayor daño.

Armados con escopetas y otras armas, los vecinos de esta localidad vasca se han unido a los agentes del lugar para buscar al animal. Además, tenían miedo de que el animal, que estaba suelto y había mostrado un comportamiento agresivo, pudiese matar a otra persona.

Al final, un policía que iba en un vehículo prestado por los vecinos ha acabado abatiendo al toro, que previamente había cogido a otro agente, provocándole heridas de carácter leve.