El mensaje de ánimo de uno de los 33 mineros chilenos, rescatados después de 69 días atrapados bajo tierra. Se llama Mario, para sus compañeros "Super Mario", porque se encargó de que la moral no fallara nunca.

El 13 de octubre de 2010 el infierno de los mineros chilenos terminaba. Uno a uno los 33 subían a la superficie, tras 69 días atrapados a 700 metros de profundidad.

Mario Sepúlveda es conocido por sus compañeros como "Super Mario" y desde Chile manda un mensaje a los rescatistas que trabajan sin descanso en Totalán.

Él conoce bien el método que se va a utilizar para llegar hasta Julen y dice que "es la forma ideal de sacar al bebé de ahí".