En la playa de la Barceloneta, en Barcelona, una de las más turísticas de la ciudad encontramos a Fernando y Adrián guardando bien todas sus cosas antes de darse un baño. Así se quedan un poco más tranquilos cuando están en el agua, aunque al volver comprueban al detalle su bolsa, "es que te pueden quitar de todo, las llaves..., me da inseguridad la playa, la verdad".

Los turistas suelen ser el blanco más fácil y en ocasiones se han quedado con lo puesto, con el bañador. Para ellos, las patrullas de policías de Guardia Urbana, les proporciona un kit anti-hurtos. Una bolsa con un pantalón, chanclas, una camiseta y una tarjeta de metro para que con cualquier medio puedan volver a casa.

En los últimos meses 174 turistas han pedido ayuda en la playa a los agentes. La iniciativa surgió hace 5 años.