Publicidad

Coronavirus

El jefe clínico de medicina intensiva de La Fe de Valencia: "Me consta que en algunos hospitales están al borde del colapso"

Ricardo Gimeno, jefe clínico de medicina intensiva del Hospital La Fe de Valencia, manifiesta que la situación actual de la pandemia del coronavirus es muy preocupante y asegura que los hospitales más pequeños están al borde del colapso.

Según los últimos datos de coronavirus facilitados por la Conselleria de Sanidad, el total de defunciones en la Comunidad Valenciana desde el inicio de la pandemia es de 4.091 personas, con 62.603 casos activos y 4.297 ingresados, de los que 592 están en UCI.

Por ello, la Generalitat ha anunciado nuevas medidas que entrarán en vigor este lunes, como la prohibición de reuniones en espacios privados entre personas que no sean convivientes, la limitación hasta un máximo de dos personas en las reuniones al aire libre entre personas no convivientes y el cierre perimetral de las ciudades con más de 50.000 habitantes durante fines de semana y festivos.

Antena 3 ha podido hablar con Ricardo Gimeno, jefe clínico de medicina intensiva del Hospital La Fe de Valencia, el cual nos ha contado la situación que viven.

¿Cuál es la situación en las UCI en el Hospital La Fe de Valencia?

Tengo la suerte de trabajar en un hospital muy grande y desde hace unas semanas la tenemos completamente llena de pacientes Covid. También desde hace unas semanas nos hemos tenido que expandir a otras unidades, como la unidad de reanimación y la unidad de recuperación post anestésica.

¿Teme un colapso en las UCI?

La situación es muy preocupante. Nosotros en medicina intensiva desde siempre tenemos el triaje, no todos los pacientes pueden ingresar en cuidados intensivos y además, sería contraproducente.

Pero es verdad que en la situación actual estamos atendiendo a los pacientes donde podemos y esto es muy grave porque en algunos hospitales, sobre todo los más pequeños, me consta que están al borde del colapso.

¿Se están retrasando operaciones e ingresos de otras patologías?

Sí, la situación es grave. Lógicamente todo lo que se puede demorar se está demorando. Me consta por los compañeros de anestesiología y por los compañeros cirujanos que se está operando lo urgente, fundamentalmente la cirugía oncológica.

También me consta que la atención de consultas externas está intentando ayudar de forma telefónica para atender al mayor número de pacientes. La situación es muy preocupante.

¿La pandemia ha puesto al descubierto las carencias del sistema sanitario?

Creo que ha puesto de manifiesto que a partir de ahora nos podemos organizar mejor. Podemos tener espacios para albergar enfermos, pero tenemos que tener personal que esté entrenado.

Lo que sí ha puesto de manifiesto es que todo el gasto que se ha hecho en recursos humanos y tecnológicos nunca está de más, sobre todo cuando es para salvaguardar la salud de la población. Por tanto, cualquier gasto de este tipo siempre es bienvenido y hay que tenerlo en cuenta.

¿Qué cree que deben hacer las administraciones y los ciudadanos para salir de esta?

Manejar una situación como esta, desde el punto de las administraciones, no es nada fácil. Yo siempre apelo a la responsabilidad individual.

Creo que no hace falta que ningún Gobierno nos diga cómo nos tenemos que cuidar. Lo que tenemos que hacer es seguir las recomendaciones que se dan por las autoridades sanitarias.

La gente sigue haciendo botellones y esto es inconcebible. La sociedad tiene que madurar. Por tanto, apelo a la responsabilidad individual, que la gente acate las normas y siga las recomendaciones porque si no esto no se va a acabar.

Publicidad