95.999667

Publicidad

Coronavirus

El duro testimonio del hijo de una víctima del coronavirus: "Fue un proceso horrible de 17 días"

La pandemia de coronavirus se ha cobrado la vida de casi 28.000 personas y ha dejado un dolor enorme en miles de familias.

En resumen

  • "Tenía 57 años y no tenía ningún tipo de patología previa", cuenta Álvaro, el hijo de una víctima del coronavirus

España ha registrado cerca de 28.000 muertos por coronavirus y muchas familias no se han podido despedir de ellos. Ese es el dolor de quienes han perdido a un ser querido durante esta pandemia.

Un ejemplo de ello es Álvaro García, que ha perdido a su padre por el coronavirus hace poco más de un mes. "Tenía 57 años y no tenía ningún tipo de patología previa, fue un proceso horrible de 17 días", ha contado a Antena 3 Noticias.

Aunque consiguió despedirse de él, tardó quince días en recibir sus restos: "Me dejaron asistir a la cremación y han tardado dos semanas en darme sus cenizas".

Álvaro es enfermero y lucha día a día en primera línea contra el coronavirus. "Mi historia le puede pasar a cualquiera y mi padre era una persona cualquiera", señala.

Otro ejemplo del dolor que el coronavirus ha causado a miles de familias es el de Toñi. Su madre tenía 97 años y llevaba cuatro años en una residencia de ancianos de Madrid. Su hija denuncia que apenas recibía información sobre ella: "mendigaba que me dijeran cómo estaba".

Tras recibir un vídeo de su madre, decidió llevársela a casa: "Ni hablaba ni decía nada, solo balbuceaba". La anciana falleció finalmente a consecuencia del coronavirus.

Al velatorio solo pudieron asistir tres personas, aunque le consuela haber podido despedirse de ella. "Se pudo despedir de mí, es lo único que tengo", reconoce.

Publicidad