151

Publicidad

Pontevedra

El 'Equipo Rescate Hostelería' de Pontevedra se reúne en el Congreso en Madrid tras caminar 600 kilómetros

Los hosteleros de Pontevedra llegan a Madrid tras dos semanas a pie para reunirse con los representantes del PSOE y PP. El objetivo es pedir un rescate del sector de la hostelería debido a las consecuencias provocadas por el coronavirus.

En resumen
  • Se reúnen tras la manifestación
  • Han ido a pie una media de 40 kilómetros al día

Los hosteleros de Pontevedra, en Galicia, salieron desde Galicia para llegar a Madrid a pie. Han sido casi 600 kilómetros entre las dos provincias.

El motivo de la ruta es pedir un rescate. También visibilizar el momento que atraviesa el sector tras la llegada del coronavirus, ya que indican que se encuentran al borde de la desaparición.

Cuarenta kilómetros al día

El grupo, o 'Equipo Rescate Hostelería', está formado por siete personas de Pontevedra, Poio y Marín. Han caminado 40 kilómetros durante dos semanas hasta llegar a la capital; salieron el pasado 7 de diciembre. Además, cuatro hosteleros más les daban asistencia en carretera.

Se prevé que lleguen a mediodía. Estarán acompañados por representantes de otras asociaciones de hosteleros y comerciantes, quienes han convocado una manifestación. Las Cortes es el destino final.

Allí serán recibidos por representantes del PSOE y PP. Acudirá para darles apoyo Rafael Domínguez, el portavoz del PP de Pontevedra. Rafael Simancas, secretario general del PSOE en el Congreso, será el primero en reunirse con los hosteleros.

Previo a la reunión se forma una manifestación que comienza frente la Facultad de Estadística de la Universidad Complutense de Madrid y finaliza ante el Congreso de los Diputados.

Supresión de impuestos hasta reabrir sus negocios

Los hosteleros de Pontevedra piden la supresión de impuestos mientras sus negocios permanezcan cerrados debido a la COVID-19. También reclaman la exención de la Seguridad Social hasta volver a desarrollar la actividad.

Entre estas peticiones, quieren poder realizar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) único para intentar conseguir que sus empleados sufran las menores consecuencias.

Publicidad