Publicidad

UNA 'ALARMA' UN TANTO CONTROVERTIDA

El dueño de un desguace deja dos toros sueltos para intentar evitar los robos en su negocio

El propietario del desguace asegura estar "más que harto" de que entren a robarle pese a las alarmas que tiene en su negocio, por lo que ha decidido añadir este sistema: dos toros que, de día, reposan tranquilamente en un terreno contiguo con otros animales, pero que de noche acceden libremente al desguace.

Publicidad