120.00

Publicidad

Coronavirus

El director de un instituto de Santiago explica las novedades a través de Instagram

A pocos días de que los alumnos de secundaria y bachillerato en Galicia vuelvan a clase, el director del Instituto Antón Fraguas de Santiago ha decidido ir adelantándoles como van a ser las cosas en este nuevo curso, marcado por el coronavirus, a través de Instagram.

La red social Instagram se ha convertido en una aliada para que este profesor haga llegar mensajes cruciales a sus alumnos más jóvenes y así tener un buen comienzo de curso.

“Tenemos una aplicación pero está pensada para los padres, también colgamos la información en la página web pero a los chavales les cuesta entrar en ella. Pensé que la mejor manera era acercarme a ellos de la manera en la que se comunican a diario”, asegura Carlos Encisa. Por ello decidió abrir una cuenta de Instagram y anunciar un directo desde el instituto explicándoles in situ cómo van a ser las cosas este curso, aprovechando además para resolver en directo las dudas de los alumnos.

“Lo puse a las 23:30 porque es la hora punta para ellos en Instagram y quise hacerlo desde el instituto para darles la oportunidad de entrar en el centro por primera vez después de 7 meses, y la verdad es que fue todo un éxito”. El Instituto Antón Fraguas cuenta con 650 alumnos, en algún momento del directo se llegaron a conectar 850 personas.

Un nuevo canal de comunicación

Se trata de un paso más en su objetivo de favorecer la comunicación con sus alumnos. Este director ya había puesto en marcha un sistema de comunicación a través de Whatsapp, con delegados de los alumnos que comunican a través de grupos las comunicaciones importantes del centro. Ahora ha decidido dar un paso más y entrar directamente en las redes sociales. “La intención es aprovechar que tenemos ya casi 500 seguidores para seguir transmitiendo información y resolviendo dudas, siempre en un tono distendido y poco a poco. No descartamos hacer otro directo estos días con todos los preparativos”.

El Instituto ha preparado ya espacios como la biblioteca o el aula de audiovisuales para habilitarlos como aula y poder así desdoblar las clases. Los grupos tendrán un máximo de 20 alumnos.

Publicidad