98

Publicidad

Murcia

Amenazan al cura de la Iglesia de Vistabella (Murcia) por tocar las campanas demasiado alto

El cura de la Iglesia de un barrio de Murcia ha denunciado las amenazas de los vecinos. Estas se deben a que el volumen de las campanas de su parroquia es demasiado alto.

El cura de la Iglesia del barrio murciano de Vistabella denuncia amenazas de los vecinos, que no aguantan el fuerte ruido que hacen las campanas de su iglesia.

La comunidad parece haberse hartado tras 15 años de quejas por los ruidos. Tanto es así, que han pasado ya a la barrera del acoso. Por eso el párroco decidió denunciar tras ser amenazado en varias ocasiones.

Jerónimo denuncia que los vecinos llevan un tiempo en el que las constantes llamadas de atención son cada vez más subidas de tono. Además, añade, que han llegado a insultarle.

Pese a todo, el cura ha decido no bajar el volumen de las campanas porque, según dice, está al mínimo y si lo baja, las campanas dejarían de escucharse. Por otro lado, cabe decir, que la policía, que ha medido varias veces el sonido del campanario, le ha dado la razón. Por lo que, este sacerdote asegura que sino tiene una decisión judicial que le obligue a lo contrario "va a dejar todo como hasta ahora".

Opiniones dispares en el barrio

La mayoría de los vecinos del barrio se quejan del volumen de las campanas. Algunos que viven cerca de la iglesia dicen que "no se puede ni hablar por teléfono en casa" o, "que no pueden dormir".

Sin embargo, a otros les gusta que las campanas suenen, por entienden, que es una tradición "que le da alegría al barrio".

Pero pese al debate, todo indica que las campanas no dejarán de sonar como lo han hecho durante los últimos 15 años. Se seguirán oyendo todos los días de ocho de la mañana a diez de la noche, a todas las horas en punto e y cuarto.

Publicidad