Publicidad

Asesinato

El conductor de ambulancia que degolló al enfermero de Alcalá de Henares creía que tenía una relación con su novia

El enfermero del Hospital de Alcalá de Henares que murió degollado por el conductor de ambulancias sufrió puñaladas en todo el cuerpo. Al parecer, todo apunta a un crimen pasional.

El conductor de ambulancias que degolló este sábado a un enfermero del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares lo hizo porque creía que la víctima mantenía una relación sentimental con su novia. No obstante, otras fuentes aseguran que esta mujer ya no sería su pareja y que la causa de la ruptura de esta relación de cuatro años habría sido el enfermero.

Según las primeras hipótesis policiales todo se trataría de un crimen pasional con premeditación y planificación, ya que lo hizo coincidir con el día de su cumpleaños.

Agresión mortal

Aunque el agresor no trabajaba este sábado, se vistió de uniforme hacia las 14:15 horas en una sala del hospital en el que ambos trabajaban y atacó a la víctima, que estaba comiendo en la sala de descanso de Urgencias. Cuando estuvo solo, lo degolló con un cuchillo, además de clavarle el arma blanca en el ojo y rajarle los testículos, causándole también otras heridas en el abdomen, con posible evisceración.

Después, el agresor intentó atrincherarse en otra sala del hospital, por lo que dos agentes de la Policía Nacional lo detuvieron antes de tener conocimiento del crimen. Fue un sanitario el que se encontró al enfermero fallecido y dio la voz de alarma, por lo que se llevaron al conductor de ambulancias detenido, como se puede ver en este vídeo. En estos momentos, se encuentra en dependencias policiales y previsiblemente este domingo no pasará a disposición judicial.

La víctima es Sergio Luis G., español de 41 años, delegado sindical del Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS), que estaba divorciado y tenía dos hijos con otra trabajadora del hospital.

Publicidad