BENEFICIA A PEATONES Y CICLISTAS

El Ayuntamiento de Barcelona inaugura una 'supermanzana' destinada a "cambiar la movilidad de la ciudad"

Guerra a la contaminación en Barcelona que estrena una 'supermanzana': nueve islas de edificios en las que los coches no podrán ir a más de 10 kilómetros por hora ni circular en línea recta. El Ayuntamiento pretende que el espacio sea para ciclistas y peatones.

Publicidad

El Ayuntamiento de Barcelona ha inaugurado la nueva 'supermanzana' del Poblenou, en el distrito de Sant Martí (Barcelona), tras la realización durante el pasado fin de semana de los trabajos destinados a modificar la movilidad de la zona afectada.

Este proyecto tiene por objetivo redefinir el espacio público como un lugar habitable en el que los ciudadanos puedan disfrutar del juego, las zonas verdes y promover la vida local restando espacio al tráfico.

"Cualquier cambio en la movilidad comporta hacer pedagogía y tanto la Guardia Urbana como los equipos de informadores están haciendo una actuación especial para dar respuesta a los ciudadanos", ha declarado la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, tras algunas retenciones de tráfico registradas esta mañana en la zona.

Vidal ha asegurado que los cambios son "definitivos" y que la nueva 'supermanzana' del Poblenou provocará la pérdida de cerca de 50 plazas de aparcamiento tras la realización de todos los "ajustes y reorientaciones de las zonas de estacionamiento".

"Es una cuestión de justicia urbana redistribuir el espacio para hacer un nuevo equilibrio, ya que la mayoría del espacio tiene que ser para la mayoría que lo utiliza, los peatones", ha aseverado Vidal, que ha reiterado que "la poca densidad de viviendas y tráfico de la zona" ha facilitado la implantación de la 'supermanzana'.

Asimismo, el director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, Salvador Rueda, ha afirmado que con la 'supermanzana' del Poblenou cambia el "derecho único a la movilidad" en pro del "intercambio, el ocio, la cultura y la democracia".

"Con las 'supermanzanas' los peatones pasarán a ser ciudadanos y esperamos reducir el impacto del tráfico en la salud de los habitantes de Barcelona, garantizando que la movilidad de la ciudad funcione", ha declarado Rueda, que ha recordado que "con solamente 55.000 euros se han liberado 8.500 metros cuadrados".

"Si se realizan todas las 'supermanzanas' previstas por el consistorio, liberaremos unos siete millones de metros cuadrados con una inversión de entre 50 y 60 millones de euros", ha sentenciado Rueda.

Durante el pasado fin de semana se colocaron en el perímetro de la nueva 'supermanzana' del Poblenou señales para cambiar la circulación de vehículos, que obligan a los automóviles a girar en todas las intersecciones interiores, impidiendo el paso en línea recta, y se limitó la velocidad a 10 kilómetros por hora.

La nueva configuración de tráfico pacificado permite la circulación de bicicletas en doble sentido sin necesidad de carriles bici, que han sido anulados, y es el único vehículo que puede atravesar en línea recta los cruces de la 'supermanzana'.

Publicidad