Nos pasamos el año haciendo planes para las vacaciones de verano. Vivimos estresados y de mal humor pensando que las tensiones de la pareja se solucionarán con unos días de relax.

Sin embargo, las estadísticas demuestran que ésta es una idea totalmente equivocada. El 30% de los divorcios en España se firman después del verano.

Según XXX esto sucede "principalmente al tiempo que las parejas pasan juntos. El negociar que hacer juntos en verano saca a la luz todos los conflictos que no aparecen el resto del año". Además de que es "un problema que lleva meses pero que vamos arrastrando y en el verano da la cara", comenta.