120.00

Publicidad

Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza recibe el premio Barcino de novela histórica

El autor de la novela "La ciudad de los prodigios" ha recibido el galardón como reconocimiento a su trayectoria. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha sido la encargada de entregarle el premio.

El escritor Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) ha recibido en Barcelona el premio Barcino de novela histórica como reconocimiento a su trayectoria profesional y su aportación a este género literario.

Toda una vida

Estos premios, que concede el Ayuntamiento de Barcelona, premian desde el año 2013 a novelistas reconocidos internacionalmente por su visión y su forma de narrar la historia.

Este año el galardón ha sido para el autor de "La ciudad de los prodigios", una novela inspirada en la ciudad de Barcelona y donde reina la historia pero también el humor, una de las bases en las que se sustenta la obra de Eduardo Mendoza.

Pero no solo escribió, a su manera, la historia de la ciudad condal, también Madrid, la capital, se hace un hueco en la estantería del escritor con "Riña de gatos", ambientada en la Guerra Civil y por la que recibió el Premio Planeta en 2010.

Entrega del premio

El jurado decidió otorgarle este premio que ha sido entregado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien en su discurso se ha declarado fan y fiel lectora de las obras del narrador.

"Para una persona de familia humilde como yo y lectora de Eduardo Mendoza era imposible imaginar que podría entregarle un premio. Me siento pequeña pese a llevar cinco años de alcaldesa", aseguró Ada Colau, alcaldesa de Barcelona.

La edil de la ciudad condal también aprovechó la ocasión para hacer referencia al momento de crisis actual asegurando que la cultura es uno de los motores que ayudarán a superarla: "La cultura no solo es segura, cuando sea posible hay que abrir los teatros y cines. Es segura y necesaria como el aire que respiramos para poder enfrentarnos a realidades como esta".

Eduardo Mendoza agradeció el reconocimiento y, bromeando sobre todos los posibles agradecimientos , se inclinó finalmente por dedicárselo a las blibliotecas - Mendoza cree que el cielo será una gran biblioteca- a sus lectores y, también, a Barcelona, su ciudad natal.

Publicidad