EN LA MAYORÍA, HOMBRES QUE SE SIENTEN MUJERES

EN LA MAYORÍA, HOMBRES QUE SE SIENTEN MUJERES

Se duplican los cambios de sexo y nombre en España en los últimos 5 años

Cualquier ciudadano mayor de edad puede cambiar su inscripción en el registro civil relativa al sexo cuando la misma no se corresponda con su verdadera identidad de género, sin necesidad de haberse sometido a una cirugía de reasignación de sexo como establecía la legislación anterior.

Imagen de un DNI electrónico
Imagen de un DNI electrónico | EP

Los cambios de nombre y sexo en el registro civil casi se han duplicado en los últimos cinco años. En la mayoría de los casos corresponde a hombres que se sienten mujeres y son más frecuentes en personas menores de 30 años.

Según los datos facilitados por el Gobierno en una respuesta parlamentaria al diputado socialista Antonio Hurtado, 280 españoles y españolas cambiaron su sexo y su nombre en el año 2012 frente a los 459 que lo hicieron en 2016.

Desde marzo de 2007, que se aprobó la Ley de identidad de género, cualquier ciudadano mayor de edad puede cambiar su inscripción en el registro civil relativa al sexo cuando la misma no se corresponda con su verdadera identidad de género, sin necesidad de haberse sometido a una cirugía de reasignación de sexo como establecía la legislación anterior.

La norma contempla también el cambio de nombre para que no resulte discordante con el sexo reclamado. Un mes después de su aprobación, Julio Cuesta, que entonces tenía 50 años, se convirtió en el primer transexual español en obtener un cambio de identidad oficial por vía administrativa sin haber pasado por el quirófano. Pese a haber nacido con cuerpo de mujer, se sintió desde siempre un hombre, lo que le llevó a comenzar, 30 años antes, el proceso de cambio de sexo, un recorrido en el que contó desde el principio con el apoyo de toda su familia.

Los datos reflejan "un buen síntoma" de que la sociedad está asumiendo la transexualidad cada vez más

Desde 2012 hasta 2016, un total de 1.676 españoles y españolas le han emulado a Cuesta. De ellos, 996 han sido hombres que se sentían mujeres y en los 680 casos restantes el sexo de origen era mujer.

Unos datos que, según ha señalado el parlamentario socialista, son "significativos" de que "se va normalizando" la situación y "un buen síntoma" de que la sociedad está asumiendo la transexualidad cada vez más. Supone también que las personas que tienen una identidad sexual distinta a la de su nacimiento están dando "un paso adelante", ha dicho Hurtado. Y ello sin necesidad de someterse a una cirugía de reasignación de sexo, sino solamente acreditando un diagnóstico de disforia de género mediante un informe medico o psicológico que, además, certifique que no existen trastornos de personalidad.

Si bien, la ley establece que no serán necesarios estos requisitos cuando existan razones de salud o edad que imposibiliten su seguimiento. Aunque la normativa no incluye a los menores de edad en los supuestos para acogerse a la rectificación registral, diferentes resoluciones judiciales han posibilitado cambios.

De hecho, según la información aportada por el Ejecutivo, 60 menores de 0 a 17 años han cambiado su sexo y nombre en el registro entre 2012 y 2016 (en 44 de ellos el origen era varón), lo que supone que "los propios padres se están implicando en resolver el problema de sus hijos", ha señalado el diputado socialista.

Un total de 60 menores de 0 a 17 años han cambiado su sexo y nombre entre 2012 y 2016

En general, los cambios de sexo y nombre se dan con más frecuencia entre los 18 y los 30 años (el 54% del total) y es especialmente significativo en este tramo de edad en los casos de mujer a hombre, que suponen el 67%.

Cuando el sexo de origen es hombre, también hay más solicitudes entre los menores de 30 años (46%), aunque están muy igualadas a las que registran los del grupo de edad de 31 a 50 años (41%). En cambio, son poco comunes los cambios a partir de los 50 años: un 6,9% de los hombres y un 2,3% de las mujeres.

En su contestación, el Ejecutivo precisa que no puede proporcionar datos de cambio de nombre masculino a femenino y viceversa sin rectificación registral del sexo, "pues legalmente no sería posible", al ser contrario al artículo 54 de la Ley del Registro Civil que prohíbe expresamente los nombres que induzcan a error en cuanto al sexo.

Para el diputado socialista, "resulta cuanto menos anacrónico" esa prohibición "cuando muchos nombres ya no son identificativos de sexo" y se utilizan indistintamente para hombres y mujeres, como, por ejemplo, Amor o Libertad.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 06/06/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.