Canarias

El dron de la Policía del Telde pilla 'in fraganti' a la conductora de un vehículo que pretendía huir de un control

El vehículo aéreo no tripulado cazó a la conductora mientras intentaba evitar un control de tráfico.

Publicidad

El pasado 16 de julio, la Unidad de Intervención con Dron de la Policía Local de Telde 'cazó' a una conductora que intentaba evitar un control de seguridad. Al percatarse del control paró en la calzada y se cambió a la parte trasera del turismo para demostrar que otra persona era la que conducía.

Sin embargo, el vehículo aéreo grabó todo lo ocurrido y tanto ella como el copiloto fueron sancionados, este último por circular en sentido contrario. Las imágenes difundidas por la propia Policía en redes sociales muestran parte de la persecución ocurrida en la rotonda de acceso al parque comercial La Mareta.

El agente que dirigía el dron observó que a pocos metros del lugar donde se estaba llevando a cabo el control, un turismo blanco, de la marca Fiat 500, paraba en el arcén de forma repentina. En la grabación se ve cómo la automovilista se desplaza a la parte trasera y otra persona se sienta en el asiento del copiloto. Ambos desconocían que estaban siendo vigilados desde el aire.

Asimismo, el segundo ocupante del vehículo también intentó evitar el control y circuló en sentido contrario en dirección al barrio de La Pardilla. No obstante, un vehículo de la Policía Local de Telde que se encontraba en la zona consiguió interceptarlo.

1.000 euros de multa y 6 puntos de carné

El resultado de estas acciones fueron la pérdida de 6 puntos de carné y 1.000 euros de multa para los infractores por conducción temeraria y dar positivo en el test de alcoholemia.

Más controles de la DGT en agosto

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la alcoholemia es un factor clave en la siniestralidad vial puesto que aparece en casi un tercio de los accidentes mortales. Por este motivo, ha puesto en marcha desde este lunes 2 hasta el domingo 8 de agosto una nueva campaña en la que se intensificará la vigilancia sobre el riesgo que supone el consumo de alcohol y/o drogas en la conducción.

De esta forma, se establecerán diferentes puntos de control "a cualquier hora del día" con el objetivo de evitar que personas que hayan ingerido alcohol o hayan consumido drogas circulen por las carreteras.

Publicidad