El oncólogo Enrique Grande

Publicidad

Cotonavirus

El drama añadido del Covid-19 en los pacientes con cáncer

Probablemente, la pandemia del coronavirus va a marcar a una generación entera. Dentro de las personas de más riesgo de sufrir contagio se encuentran aquellos que además están sufriendo o acaban de ser diagnosticados de un tumor.

La quimioterapia tradicional es de sobra conocida por bajar las defensas y debilitar el ya de por sí deteriorado sistema inmune de los pacientes, lo cuál les hace ser más susceptibles a padecer infecciones y contagiarse de enfermedades como el coronavirus.

Las cifras iniciales que manejamos en los Servicios de Oncología nos hablan de una tasa de mortalidad en torno al 20-30% en la población de pacientes oncológicos que necesitan hospitalización por la infección por el Covid-19. Como una alimaña, este dichoso virus se ceba con los pacientes más débiles.

"La pandemia de coronavirus va a marcar a una generación"

Enrique Grande

Se están tomando una serie de medidas para disminuir en la medida de lo posible el riesgo de contagio por Covid-19 dentro de la población oncológica. La mayoría de las consultas las estamos realizando de manera telefónica, de modo que los resultados de las revisiones periódicas o las habituales citas para evaluación de síntomas como el dolor se resuelven con el paciente en su domicilio.

Si somos capaces de lograr que menos pacientes acudan al hospital se consigue además que la distancia social de seguridad se respete en las habitualmente abarrotadas salas de espera y únicamente los pacientes que requieren tratamiento activo o atención urgente son los que inevitablemente acuden al centro sanitario. Se están poniendo en marcha servicios de entrega de medicación a domicilio para aquellos pacientes que se encuentran en tratamiento con medicaciones orales como los tratamientos hormonales o las terapias dirigidas y en el caso de las nuevas inmunoterapias se comienzan a emplear de manera rutinaria esquemas de administración más espaciada en el tiempo.

"Se busca disminuir la necesidad de acudir a los hospitales"

Enrique Grande

Todo ello con el objetivo de disminuir al máximo la necesidad de acudir a los hospitales y que el paciente deba abandonar su domicilio. Las cirugías no urgentes se están posponiendo, los tratamientos de radioterapia sólo se realizan en caso de tener una intención curativa o para paliar síntomas cuando la medicación no funciona, y las quimioterapias se intentan retrasar lo máximo posible y ayudar a las defensas con factores estimulantes que eviten que el paciente entre en déficit de estas.

Todos estamos preocupados por la situación general y vemos con preocupación el horizonte inmediato que tenemos en frente, pero póngase por un momento en la piel de que a ello se le una el diagnóstico de una enfermedad como el cáncer, y a esto añádale que existe falta de quirófanos para operar, de disponibilidad para la realización de pruebas diagnósticas y una elevada posibilidad de ser uno más de los contagiados por la pandemia. Acabo como comencé; la pandemia del coronavirus va a marcar a una generación entera... pero a unos más que a otros.

Publicidad