193

Publicidad

Incendio Ourense

Dos familias sin hogar por un incendio en una casa de Maside, en Ourense

La dueña de la casa recibió la llamada de un vecino alertandole de que había fuego en su vivienda, pero cuando la propietaria llegó la vivienda ya estaba calcinada.

Un vecino de la parroquia de Dacón, en el concello de Maside (Ourense) avisó a la dueña de la vivienda, Soraya, de que había fuego en su casa.

En el momento del incendio no había nadie dentro de la vivienda, cuando Soraya llegó a su casa ya estaba totalmente calcinada, había ardido todo lo que había dentro.

Los bomberos y las unidades de emergencias actuaron con velocidad para evitar que las llamas provocadas por el incendio llegaran a las casas próximas a la vivienda que estaba en llamas.

Soraya, la dueña, asegura que ella fue la última en salir de casa, se marchó sobre las diez de la mañana al médico y desconocen qué pudo originar el incendio.

La vivienda, que se encuentra ahora calcinada, tenía dos plantas y en ella habitaban miembros de dos familias diferentes. Un total de once personas divididas entre las dos plantas. En la de abajo residían cinco personas, en la planta de arriba, seis.

Aunque aún no se han esclarecido los hechos de qué es lo que pudo suceder, creen que se debe a un cortocircuito porque ellos son muy cuidados cuando salen de casa para no dejar nada peligroso encendido. Soraya relata, afectada, que los niños estaba en el colegio a esa hora. "Dicen que pudo ser la estufa, pero nosotros siempre nos preocupamos de que todo esté bien cuando nos marchamos. Creemos que pudo ser un cortocircuito".

En la vivienda sí se encontraban los animales que tenían las familias dos perros y dos gatos, que fallecieron con el fuego dentro de la casa. Ahora la dos familias tendrán que reorganizarse para seguir con sus vidas. Se les ha quemado todo, se ha quemado todo "incluso los regalos para esta Navidad", pero asegura que cuenta con ayuda "tenemos varios primos que nos acogerán".

Los servicios de emergencias estuvieron trabajando durante toda el día en la zona afectada puesto que fue difícil apagar las llamas por los materiales con los que estaba construida la casa y querían evitar que sus labores afectaran a las viviendas colindantes.

Publicidad