casa okupa marbella

Publicidad

Alicante

Dos familias okupas enfrentadas en Alicante por habitar una vivienda en la que acababa de morir un hombre

Los agentes han tenido que intervenir en la disputa familiar y evitar que entraran a okupar el domicilio en Alicante. Además, la Generalitat ha tenido que blindar la vivienda social.

El fallecimiento de un hombre en Alicante ha servido para iniciar una guerra entre 2 familias de okupas que pretendían habitar la vivienda del difunto. La Policía Nacional ha tenido que intervenir en el enfrentamiento durante la okupación del inmueble, ubicado en el barrio alicantino Miguel Hernández de la avenida Catedrático Soler.

Los agentes se han desplazado hasta el lugar para impedir que la disputa fuera a mayores y evitar la entrada de los okupantes en el domicilio. Ha sido también la Policía Nacional la que ha alertado de la situación a la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo de la Generalitat Valenciana, encargada de la gestión de la vivienda social. Anteriormente, esta entidad de derecho público había instalado una puerta antiokupas para impedir la entrada sin el procedimiento legalmente establecido.

EVHA gestiona 14.000 viviendas en la comunidad y aproximadamente unas 500 se encuentran en esta barriada, donde las okupaciones suelen ser constantes.

Llevaba 10 días muerto

Los bomberos han confirmado que el hombre septuagenario había fallecido hacía 10 días por causas naturales sin que nadie hubiera dado la voz de alarma. Los vecinos comenzaron a sospechar que algo había ocurrido al ver que no contestaba y salía agua por la puerta de la vivienda. Los efectivos han procedido al levantamiento del cadáver y la intervención policial ha finalizado sin detenciones. Tras el altercado, la Generalita valenciana ha blindado el domicilio para evitar la okupación.

Cae la compraventa de viviendas pero crecen las okupaciones

El coronavirus ha provocado una caída en la compraventa de viviendas del 17,7%. Sin embargo, la okupación ilegal sigue creciendo. Sólo hasta junio del pasado año se denunciaron cerca de 7.500 okupaciones ilegales.

Publicidad