Publicidad

INTERVENIDAS 1.500 DOSIS

Dos detenidos en Cáceres por la venta de medicamentos ilegales a través de Internet

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas en Cáceres por la venta de medicamentos ilegales a través de Internet, una actividad en la que calculan que desde 2013 los investigados habrían podido obtener un beneficio aproximado de 65.000 euros.

agencias | Madrid
| 13.02.2018 17:56

Según informa la Policía Nacional los detenidos adquirían sustancias adelgazantes y vigorizantes sexuales a través de la red, procedentes de China y la India, y las ponían a la venta mediante anuncios en portales de Internet.

En la operación se han intervenido más de 1.500 dosis preparadas para su inmediata distribución a los clientes, además de 900 euros en efectivo y material informático.

La investigación comenzó en julio de 2016, cuando los agentes detectaron diversos anuncios publicados en portales de Internet, en los que "se ofertaban medicamentos suspendidos en la Unión Europea, por asociarse su consumo a efectos adversos graves, y otros cuya venta sin control médico está prohibida". Durante las primeras pesquisas, los agentes detectaron a dos personas que se encargaban desde la ciudad de Cáceres de la importación, promoción, comercialización, distribución y venta de los medicamentos, por lo que con toda la información recopilada, los investigadores realizaron un registro en el domicilio de las personas investigadas.

Los agentes intervinieron 1.042 dosis de sustancias adelgazantes y 453 dosis de sustancias vigorizantes sexuales, que los detenidos "tenían preparadas para la distribución a sus clientes en los próximos días", así como 900 euros en efectivo, material informático utilizado para llevar a cabo los hechos, cajas vacías y prospectos de medicamentos. Tras esta actuación, los dos investigados fueron detenidos por un delito contra la salud pública y blanqueo de capitales.

Desde el año 2013 los investigados habrían podido obtener un beneficio aproximado de 65.000 euros, de los cuales cerca de 50.000 euros corresponderían al año 2016. Ahora, los investigadores "están pendientes de determinar la autenticidad de los productos ofertados", ya que "en muchos casos pudiera tratarse de falsificaciones que incluso agravarían los posibles daños a la salud de las personas".

Publicidad