Este lunes tres de junio se cumplen dos años de los atentados en Londres. Inevitablemente estos atentados se unen a la imagen de Ignacio Echeverría, conocido como 'héroe del monopatín'.

La figura de Echeverría, que era abogado de profesión, alcanzó una gran notoriedad por su valentía al intentar parar a un terrorista con un monopatín durante el ataque en la capital londinense.

Dos años después, el padre de Ignacio, Joaquín Echeverría, explica que en estas fechas, cuando se cumple el aniversario de la muerte de su hijo, es cuando más "afloran los recuerdos" y los "momentos de emoción". Ignacio era una "persona corriente en casi todos los aspectos", pero "defendía sus opiniones y sus valores" hasta "límites extremos", explica su padre.

En los últimos meses, Ignacio Echeverría ha recibido la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo o la Medalla al Mérito Policial, otorgada a título póstumo por la Policía Nacional.

En Reino Unido, fue reconocido con la Medalla de San Jorge, la máxima distinción a los "actos de coraje", que fue recogida por sus padres de manos de la reina Isabel II. También se le entregó la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid y se inauguró una pista de patinaje en su memoria en el parque Otero Besteiro de Las Rozas próximo al domicilio de su familia.

La figura de Ignacio ha sido reconocida con multitud de actos sociales, pero su padre se queda "con los homenajes de las personas que muestran su cariño".

"Es abrumador. Él estaría encantado con los parques de patinaje que se han inaugurado en Alicante o en Las Rozas", subraya su padre. Recientemente han comenzado las primeras pesquisas judiciales en Londres.