141

Publicidad

Vacuna coronavirus

Dos alcaldes de Alicante explican por qué se pusieron la la vacuna contra el coronavirus sin que les tocase

Los alcaldes de El Verger y Els Poblets, en Alicante, ya han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus. No se arrepienten, dicen que sobraban vacunas y que se las pusieron para no tirarlas.

La Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana ha abierto una investigación a los departamentos alicantinos de salud de Dénia (La Marina Alta) y al de Torrevieja (La Vega Baja), ambos de gestión privada, para esclarecer los motivos por los que, supuestamente, "se ha procedido a vacunar a personas que no estaban encuadradas en los grupos de residencias o sanitarios que corresponde vacunar en este momento".

Desde la consejería han destacado que el plan de vacunación se está llevando a cabo de manera "rigurosa y ordenada", por lo que "no se va a permitir ninguna alteración del mismo", ha manifestado la consejera, Ana Barceló

Estas investigaciones ocurren después de que haya trascendido, al menos, que los alcaldes de los municipios de El Verger y Els Poblets (Alicante) han sido vacunados contra el coronavirus sin ser ni sanitarios ni personas de riesgo. Ximo Coll y Carolina Vives, que son matrimonio, han asegurado que en el primero "sobraban dosis" en el centro de salud y no querían que se "tiraran a la basura".

Ambos ediles indicaron que no fue decisión suya, sino de la dirección del centro de salud de El Verger que se puso en contacto con ellos y que una vez suministradas las dosis al personal sanitario de ambas poblaciones, sobraron siete dosis. La Consejería ha señalado que "se investiga una situación producida en un centro de salud de una localidad en el que se tiene constancia de que se ha vacunado a personas que no pertenecen al grupo 1".

Sin embargo, y aunque no es el único caso similar, el grupo Ribera, que gestiona el Departamento de Salud de Torrevieja, defiende que no ha habido "ninguna irregularidad" durante el proceso de vacunación al personal sanitario y se ha puesto a disposición de la Generalitat para facilitar la información que sea necesaria al respecto.

Otros alcaldes vacunados sin que les correspondiera

En Rafelbunyol, el alcalde ha pedido perdón por ponerse la vacuna. Dice que lo hizo para dar sensación de confianza. Y en Torrecampo, en Córdoba, la alcaldesa también se ha puesto la primera dosis. Ahora alega que sobraban 2 vacunas y la llamaron. La oposición critica que había trabajadoras de esa residencia, de baja, con las que no contaron. "Por ética, el capitán es el último que abandona el barco", dice Francisco Castillo, portavoz del PP en ese municipio.

En Almoradí, Alicante, no fue la alcaldesa pero sí 8 funcionarias del Ayuntamiento las que se han vacunado. Dicen que lo hicieron porque asisten a personas mayores en domicilios. Tanto el Gobierno valenciano como la Junta de Andalucía ya investigan estas alteraciones en el plan de vacunacion.

Publicidad