Nieve y hielo en carretera por Filomena

Publicidad

Temporal Filomena

¿Dónde se compra la sal para quitar la nieve? ¿Cuánto hay que echar y cómo se utiliza?

La sal evita que el agua se congele rápidamente. Por ello es recomendable quitar la nieve antes de que se formen placas de hielo debido al temporal Filomena que ha pasado por España.

En resumen

El paso del temporal Filomena por España ha afectado a varias comunidades en mayor medida, como la Comunidad de Madrid o Castilla-La Mancha. Estas han quedado atrapadas bajo la nieve.

Sin embargo, las bajas temperaturas de la reciente ola de frío han dado paso al hielo en carreteras y aceras de varias ciudades con unas temperaturas mínimas tras el paso del temporal de nieve en España. Para evitar el hielo o que se resbale, hay que echar sal en el suelo.

La sal que se tiene en casa para cocinar en la comida es válida para ello. Este tipo de sal también tiene cloruro sódico o sal marina común, que es como se conoce. La diferencia entre la sal de cocinar o la sal para la nieve es el compuesto.

Algunas de ellas pueden tener compuestos minerales diferentes como el sulfato de magnesio o la arcilla. Aunque, en comparación, la sal de casa tiene una pureza del 98%, mientras que la de carretera sobre un 95% hasta el 99%. Aunque los expertos indican que no es la ideal.

Adquirir la sal es sencillo y quizás haya gente que tenga más de un paquete en casa. Se puede comprar sal de mesa en supermercados, tiendas de alimentación o en cualquier plataforma online. Aunque también hay páginas especializadas en ventas de este tipo de sal para carreteras.

En las páginas especializadas se vende sal para derretir la nieve o evitar que se produzca hielo. Se venden en diferentes formatos como de 25 kilos. Indican que es importante echarla en el suelo seco para evitar que se pierdan sus propiedades y echarse proporcionalmente al lugar donde se vaya a esparcir.

Cómo se utiliza la sal

Lo recomendable es quitar la nieve con una pala o escoba y después esparcir sal para poder dejar las calles limpias tras el temporal Filomena. Esta acción evita que se forme el hielo posterior con la helada. El motivo de usar la sal es que el agua salada necesita una temperatura más baja para congelarse que el agua dulce.

Si normalmente el agua se congela a los 0ºC, con la sal el agua se comienza a congelar con una temperatura aproximada de -10ºC. Esta cantidad puede variar según la cantidad de sal y de la frecuencia con la que se reparta.

Pero, en el caso de que eches sal y se haya formado hielo, se puede echar arena para gatos. De esta forma es probable que resbale menos el suelo.

El truco está en echar la sal antes de que se forme el hielo para evitar que el agua se congele con las altas temperaturas. Aunque hay que tener cuidado con las grandes cantidades, ya que pueden corroer los materiales de la carrocería de los vehículos.

Publicidad