EL FÉRETRO LLEGÓ A MEDIA TARDE

Dolor y lágrimas en el tanatorio de El Palo

Durante toda la mañana vecinos de El Palo han acudido para dar su pésame a los padres de Julen al tanatorio, que está custodiado por agentes de la Policía Nacional y Local.

Publicidad

El féretro con el cadáver de Julen, el niño de 2 años rescatado sin vida del pozo en el que cayó el día 13 de enero, ha llegado hacia las cuatro de la tarde al tanatorio de la barriada malagueña de El Palo, después de que finalizara la autopsia en el Instituto Anatómico Forense.

En el tanatorio esperaban al féretro los padres del pequeño, José Roselló y Victoria García, junto a otros familiares. A la llegada de féretro se han vivido momentos de tensión cuando un familiar de Julen ha increpado a los periodistas que estaban allí e incluso ha arremetido contra algunas cámaras de televisión.

Durante toda la mañana vecinos de El Palo han acudido para dar su pésame a los padres de Julen al tanatorio, que está custodiado por agentes de la Policía Nacional y Local. Tras ser rescatado del pozo, el cuerpo de Julen fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para realizarle la autopsia, de la que de momento no han trascendido detalles.

Publicidad