Jeff Bezos y MacKenzie Bezos se divorcian tras veinticinco años de matrimonio. El que se configura como el hombre más rico del mundo fundó el gigante de comercio electrónico Amazon poco después de casarse con MacKenzie. Ahora, sus 142 mil millones de patrimonio tendrán que repartirse entre ambos.

Sin embargo, este no es ni mucho menos el divorcio más caro de la historia. En el número 1 del ranking se encuentra el de Rupert Murdroch y Anna Torv. El proceso de separación costó 1.950 millones de euros. Sin embargo, ni corto ni perezoso, 17 días después de divorciarse el magnate ya se había casado de nuevo.

El segundo puesto se lo llevan el empresario Bernie Ecleston y la modelo Slavica, con una disputa de más de 1.380 millones de euros. Bernie tuvo que vender parte de sus derechos de la Fórmula 1 para poder pagar la parte que le correspondía a la maniquí.

El tercer puesto en el pódium de divorcios costosos se lo lleva el del español Amancio Ortega. El dueño de Inditex tenía en juego 1.500 millones de euros en su disputa con Rosalía Mera. Le sigue la millonaria ruptura de las superestrellas hollywoodianas Angelina Jolie y Brad Pitt, valorada en unos 356 millones.

El divorcio sin acuerdo de Arnold Swazzenegger también fue muy sonado. 200 millones tuvo que pagar a su mujer tras conocerse que era el padre del hijo de una ex empleada. El mismo precio pagó la estrella de baloncesto Michael Jordan. Y es que, a veces, el desamor puede salirte muy caro.