La muerte súbita en lactantes es una de las mayores preocupaciones de los padres, por lo que los nuevos inventos, que ascienden a unos 150 euros, tendrían una gran acogida.

Iria Ollero, una joven de 19 años, ha creado un dispositivo capaz de detectar los factores de riesgo de la muerte súbita en bebés. Como ella misma explica, controla la posición del bebé gracias a diez sensores de presión y, además, incluye una cámara que permite detectar caras. Cuando la cara está siendo detectada y la presión de su peso distribuida, todo parece indicar que el bebé está en posición correcta.

Asimismo, controla la temperatura del pequeño para determinar cuándo esta asciende porque, en ocasiones, es por factores externos como un abrigo excesivo, y monitoriza su pulso.

Su invento no elimina la muerte súbita, pero sí ayuda a los padres para una mayor prevención. Por ello, ya hay empresas interesadas en este proyecto de la joven que sigue recibiendo premios.

También te puede interesar...

Descubren la razón por la que decenas de personas de una misma familia fallecieron de muerte súbita

Hallan el gen responsable de la alteración cardíaca que provoca muerte súbita