DISCURSO EN EL SENADO

DISCURSO EN EL SENADO

Josua, huérfano por la violencia machista: "El asesino de mi madre usó bombonas de gas y gasolina para volar por los aires nuestro hogar"

Josua Alonso, de 26 años, quedó a cargo de su hermano pequeño después del asesinato de su madre a manos de su padre el pasado año. Su discurso en el Senado ha emocionado a todo el país.

El testimonio de Josua Alonso, un joven de 26 años que se quedó al cargo de su hermano pequeño después del asesinato de su madre a manos de su padre el año pasado, ha emocionado a todo el país.

Josua ha denunciado que "nadie se preocupa por arreglar los problemas" de los huérfanos de víctimas de violencia de género y ha calificado de "laberinto de puertas" todas las trabas legales y personales con las que se topó en esos momentos.

"Seguro de casa a nombre de un asesino, impuesto de sucesiones, declaración de herederos, ningún testamento hecho. Toca cancelar deudas, una tutela, ocuparme de una casa. Mil y un trámites, con el desembolso económico que eso conlleva, que tengo 26 años", ha señalado.

"Ha pasado más de un año pero para nosotros sigue siendo ese día. Nadie se puede poner en la piel de nadie que le pase algo así", aseguró. "Seguimos siendo una sociedad machista, cómoda, seguimos haciendo chistes machistas en el bar y nos reímos de ellos. Yo ya no me río"

"En mi caso, mi familia ha sufrido el peor de los golpes: el asesino de mi madre usó bombonas de gas, gasolina, para matarla y volar por los aires nuestro hogar. La casa donde estaban mis recuerdos. Al principio, desde la administración decían tener soluciones, pero como podéis ver he tenido que llegar hasta aquí para explicar todos y cada uno de vosotros mi problema".

"Mi hermano, de diez años, está abandonado. Me han quitado a mi madre, pero no solo era una madre. Era una compañera, una luchadora, una mujer que disfrutaba de la vida. Una de sus aficiones era escribir y no se me ocurre un mejor homenaje para ella que leer su último poema. Tuvo cáncer de mama y lo superó. El poema dice así:

Me mutilaron un pecho, y después de las alas blancas y el silencio y el miedo, me creció el cuerpo. Mi boca está llena de palabras para construir de nuevo la viuda,m la misma vida que quiero. Y mis pechos son más hermosos, porque no se rindieron, y esperan caricias y amor, y abrazos y beso. Y detrás, mi corazón rojo, como los sueños, de todo, para todos, de futuros buenos".

Seguro que te interesa

antena3.com | Madrid | 08/05/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.