120.00

Publicidad

Coronavirus

Una discoteca de Barcelona celebra una fiesta multitudinaria en plena pandemia por el coronavirus

Las imágenes muestran perfectamente la aglomeración de gente que había en la terraza y que ninguno de los asistentes mantenía la distancia para prevenir contagios de coronavirus.

Una famosa discoteca de Barcelona celebró una multitudinaria fiesta la noche del sábado al domingo del pasado fin de semana donde no se respetaron las medidas de prevención contra la pandemia de coronavirus, empezando por mantener la distancia de seguridad de dos metros.

Los hechos acontecieron en la terraza de la discoteca Opium y, aunque la fiesta estaba autorizada y desde la discoteca se establecieron una serie de normas para cumplir con la ley, los asistentes en ningún momento las respetaron, como se puede ver en algunos vídeos difundidos.

Las imágenes muestran perfectamente la aglomeración de gente que había en la terraza y que ninguno de los asistentes mantenía la distancia ni llevaba la mascarilla.

Los Mossos d'Esquadra acudieron hasta en cuatro ocasiones a la discoteca, aunque decidió no intervenir porque, según los propietarios, el local garantizaba las medidas de seguridad ordenadas por el Ministerio de Sanidad y la fiesta tenía lugar en la terraza, no en el interior.

Barcelona se encuentra en la fase 1 de desescalada, en la que está permitido que se abran las terrazas con un máximo de 10 personas por mesa y manteniendo la distancia de dos metros entre ellas. En el caso de la fiesta de Opium cuando se vaciaba una mesa podían ocuparla otras personas que hacían cola en la entrada. En las afueras las personas tampoco guardaban la distancia en las colas para entrar.

Publicidad