Día Mundial de la Encefalitis 2022

Día mundial de la encefalitis 2022: ¿Por qué se celebra el 22 de febrero?

Consulta aquí qué es la encefalitis, qué síntomas presenta y cómo tratar esta enfermedad que se conmemora cada 22 de febrero.

Día mundial de la encefalitis 2022

EFE Día mundial de la encefalitis 2022

Publicidad

Cada 22 de febrero se celebra el Día Mundial de la Encefalitis, un día especial que tiene como objetivo enseñar a la población acerca de esta enfermedad y cuál es su causa. También se muestra cómo prevenirla y la forma más eficaz de tratarla.

En el tratamiento de la enfermedad se resalta al Hospital Clínic de Barcelona, cuyo centro dispone de un equipo de investigadores liderados por el doctor Josep Dalmau, referente mundial en los estudios de las encefalitis autoinmunes y pionero en el descubrimiento de anticuerpos antineuronales.

¿Qué es la encefalitis?

La encefalitis es una enfermedad que inflama el sistema nervioso central. Generalmente afecta al cerebro, pero también llega a afectar en algunas ocasiones a las meninges (meningoencefalitis) y a la médula espinal (encefalomielitis). Pese a no ser una enfermedad muy frecuente, cada año de notifican alrededor de 600 casos de encefalitis. Se cree que la cifra es mucho mayor pero los síntomas son atípicos en algunas ocasiones, por lo que no se llega a identificar el agente causante.

Un diagnóstico eficaz y rápido puede evitar que el paciente presente secuelas considerables, sus síntomas generalmente son estos: Fiebre, alteración del nivel de conciencia, dolor de cabeza, crisis epilépticas y diferentes tipos de déficits neurológicos, dependiendo de las partes del cerebro más afectadas.

Hasta el momento existen varios microorganismos capaces de producir encefalitis, pero generalmente los virus son más frecuentes, adelantando a las bacterias y demás organismos. Una encefalitis grave no tratada de manera precoz podría resultar mortal o dejar secuelas permanentes. En la mayoría de los casos, esta enfermedad puede ser tratada y eliminada sin apenas tratamientos, pero es importante saber cómo actuar ante ella ya que en casos graves puede dejar secuelas como déficit en el movimiento, la muerte, pérdidas de memoria o alteraciones en el comportamiento.

La mejor manera de evitar esta enfermedad es haciendo cambios sencillos en nuestros hábitos de salud, por ejemplo: Evitar ingerir agua y alimentos en mal estado, utilizar preservativo en las relaciones sexuales esporádicas, lavarse las manos a menudo, protegerse delante de picaduras de insectos, especialmente en climas tropicales, o mordiscos de animales portadores, vacunarse de forma debida cuando haremos viajes, vacunar a animales domésticos y, especialmente, vacunar a nuestros hijos.

Publicidad