Día Mundial del Agua 2020: Por qué se celebra el 22 de marzo

Publicidad

Día del Agua

Día Mundial del Agua 2020: ¿Por qué se celebra el 22 de marzo?

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la relevancia de este recurso natural esencial.

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, cuyo principal objetivo es crear conciencia de la importancia de cuidar el llamado oro líquido, fundamental para la vida de los seres humanos y las especies en la Tierra.

Además de dar a conocer la problemática de los millones de personas que no tienen acceso al suministro de agua potable en el mundo y las medidas urgentes que se deben tomar al respecto para hacer frente a este problema.

El Día Mundial del Agua fue proclamado por la ONU en 1992. Ese año se celebró en Río de Janeiro la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. De allí surgió la propuesta, por lo que fue en 1993 el primer año de celebración.

Posteriormente tuvieron lugar otras celebraciones como el Año Internacional de Cooperación en la Esfera del Agua 2013 y el Decenio ‘Agua para el Desarrollo Sostenible’, 2018-2028. Todo esto remarca la idea de la ONU de que el agua es fundamental para el desarrollo y la paz mundial.

Uno de los temas centrales que ha ocupado a las Naciones Unidas es el relacionado con el cuidado y preservación del agua dulce en todo el mundo como parte del desarrollo sostenible y así ha quedado plasmado en la Agenda 2030.

Actualmente existe mucha preocupación en todo lo que concierne a los recursos hídricos de todo el planeta, ya que en los últimos años se ha venido notando una disminución significativa de los mismos por el uso indebido y el despilfarro, y, por supuesto, por el calentamiento global y el cambio climático.

Más de un tercio de la población mundial no goza de los servicios de agua potable segura, lo que se traduce a más de 2.000 millones de personas, que no reciben el agua de calidad en sus hogares, por esta razón mueren hombres, mujeres y niños cada año.

Publicidad