La Guardia Civil ha detenido a los padres y al abuelo materno de la bebé que apareció muerta en un vertedero de Alhendín (Granada). El abuelo está acusado como posible autor material de la muerte de la niña, que nació viva, y a la madre y al padre biológico, de 23 y 25 años, como supuestos encubridores.

La Guardia Civil, ha informado en una nota de prensa que el supuesto autor del homicidio tiene 56 años, cuenta con antecedentes policiales, y es vecino de un pequeño pueblo de la comarca de Valle de Lecrín.

La recién nacida apareció muerta el 16 de enero, abriéndose entonces una investigación de más de dos meses y medio en la que también ha colaborado Policía Nacional y que al final se ha resuelto gracias a la colaboración ciudadana. Los tres fueron detenidos el pasado 3 de abril y en la mañana de este miércoles han sido puestos a disposición en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Santa Fe el abuelo y la madre de la recién nacida como supuestos autores de un delito de homicidio, tras los análisis de material genético, que han sido claves en la resolución del caso.

La bebé hallada muerta en la planta de reciclaje de basuras de Alhendín nació "viva", "sana" y a su tiempo, y presentaba, entre otras fracturas, un traumatismo craneal, según informaron fuentes cercanas a la investigación. La pequeña nació con todos sus órganos sanos, por lo que se baraja que este traumatismo craneal fuera la causa de la muerte frente al resto de fracturas que presentaba su cuerpo, según las conclusiones preliminares de la autopsia.