La víctima denunció que un joven le ofreció drogas y alcohol en el metro y que él lo rechazó.. El joven le siguió, sacó un cuchillo y le amenazó. Ayudado por otro joven le obligaron a ir a una lonja donde lo encerraron y le agredieron sexualmente. Según consta en la denuncia, también le robaron el teléfono móvil además de su cartera con dinero y documentación.

Una vez liberado, recibió ayuda de varios ciudadanos que alertaron a la Ertzaintza. El joven necesitó asistencia hospitalaria por las lesiones que presentaba. La investigación permanece abierta y buscan al otro joven que habría participado en la agresión.