tenía en vigor una orden de alejamiento y comunicación

Dictan prisión provisional para un hombre por arrojar a su expareja por la ventana de un tercer piso en Sagunto

El hombre logró entrar en la vivienda mientras la mujer huía hacia la cocina, donde presuntamente la empujó por la ventana del lavadero, que estaba abierta. La víctima cayó desde una tercera planta a una uralita de un piso de la primera planta que logró amortiguar "algo" el impacto.

Vehículo de la Policía Nacional

Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la madrugada de este viernes a un hombre que horas antes presuntamente había arrojado a su expareja desde un tercer piso de una vivienda de Sagunto (Valencia), en presencia de la hija de ambos, menor de edad, según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado. La mujer fue atendida consciente y con una herida abierta en la cabeza.

La detención de presunto autor de los hechos, de 34 años y nacionalidad española, se ha producido durante la madrugada en la localidad de Benifaraig. Al arrestado se le atribuyen los delitos de homicidio en grado de tentativa, allanamiento de morada, quebrantamiento de condena y reclamación judicial. Esta persona tenía en vigor una orden de alejamiento y comunicación y prohibición de entrar a la localidad de Sagunto que quebrantó.

Los hechos ocurrieron sobre las 21.00 horas de este jueves cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una calle de Sagunto, donde al parecer una mujer se había precipitado desde su domicilio, una tercera planta.

Los policías se dirigieron al lugar donde se encontraba un indicativo de Policía Local en un domicilio de la primera planta donde había una mujer que se habría precipitado desde el tercer piso del edificio. Los agentes averiguaron que, momentos antes, cuando la mujer salía de su domicilio para pasear a sus perros, supuestamente había sido abordada por su expareja, que tenía en vigor una orden que le prohibía entrar en la localidad.

El hombre logró entrar en la vivienda mientras la mujer huía hacia la cocina, donde el ahora detenido presuntamente le empujó por la ventada del lavadero que estaba abierta. La víctima cayó desde una tercera altura a una uralita de un piso de la primera planta, lo que logró amortiguar "algo" el impacto.

El sospechoso había huido a la carrera por la escalera mientras la hija de ambos le seguía, momento en el que una vecina, al oír un ruido fuerte, salió de su casa y se quedó con la niña, quien le relató que su padre había empujado a su madre por la ventana.

La víctima fue inmovilizada por los bomberos para poder ser atendida in situ por servicios sanitarios y poder ser trasladada a un centro hospitalario, aunque se encontraba consciente con una herida abierta en la parte de atrás de la cabeza.

Tras montar un dispositivo, los agentes de la Comisaría Local de Sagunto en menos de cinco horas localizaron y arrestaron al sospechoso en la localidad de Benifaraig. El detenido, con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial este viernes.

Prisión provisional, comunicada sin fianza

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Sagunto ha ordenado prisión provisional, comunicada sin fianza, para el detenido por empujar por la ventana a su pareja, a la que tenía prohibido acercarse, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Respecto a la hija de cuatro años de la pareja, el juez ha estimado la petición de la Fiscalía y también ha acordado atribuir la patria potestad en exclusiva a la madre, que ya tenía la guarda y custodia, y suspender el régimen de visitas que tenía el detenido.

El magistrado imputa al hombre detenido un delito de homicidio en grado de tentativa, lesiones y quebrantamiento de condena. Además de la prisión provisional, se mantiene la prohibición de acercarse a Sagunto y a la víctima a menos de 500 metros, y de comunicarse con ella por cualquier medio. Se le imputa un delito de quebrantamiento porque tiene, como medida cautelar, una orden de alejamiento en vigor desde el 28 de junio de 2017, después de que la mujer denunciara varios episodios de violencia ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Sagunto.

En aquella ocasión, el juez, que le imputaba un delito de malos tratos, le impuso la prohibición de residir o acercarse a Sagunto, tal y como solicitaron el fiscal y la acusación particular.

Publicidad