Operación contra la pornografía infantil

Publicidad

Instagram

Detienen a 34 menores por distribuir pornografía infantil a través de una red social

La policía investigó a 51 personas relacionadas con la red de distribución de material pornográfico infantil en Instagram. 45 eran menores, de los que 7 no tenían responsabilidad penal por ser menores de 14 años.

La Policía Nacional, en colaboración con el Homeland Security Investigations (HIS) de la Embajada de EEUU en España, ha detenido a 40 personas, la mayoría de ellos eran menores, por distribuir presuntamente material pornográfico infantil a través de Instagram.

La investigación comenzó cuando la Policía Nacional recibió información del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC) en Estados Unidos por la presunta comisión de varios delitos de prostitución y corrupción de menores.

Fue la propia red social la que denunció a través del NCMEC que varios de los usuarios de Instagram en España estaban compartido material audiovisual de explotación sexual infantil. De todas las denuncias interpuestas por estos hechos, se logró identificar a 51 personas relacionadas con estos hechos.

De los 51 personas relacionadas con la investigación, 45 eran menores y siete de ellos no tenían responsabilidad penal al ser menores de 14 años. Con las investigaciones, la policía logró detener a 40 personas de diferentes puntos de la península, entre ellas están las provincias de Alicante (2), Barcelona (8), Valencia (3), Vizcaya (3), Álava, Córdoba, Cádiz, Madrid (7), Tenerife (2), Málaga, Murcia (2), Asturias (3), Guipúzcoa, Sevilla (3), Gran Canaria, y Zaragoza. Un total de 34 personas eran menores.

La Policía Nacional registró los domicilios y analizó el material que intervino. Dedujo que la mayoría de los las personas que investigaron intercambiaban este tipo de material ilegal por diversión, sin ser conscientes de la gravedad que suponía lo que estaban haciendo.

La Policía Nacional advierte a los usuarios de las redes sociales que es importante no compartir ni almacenar imágenes y vídeos sexuales protagonizados por menores, ya que se estaría incurriendo en la comisión de un delito.

Publicidad